En mi defensa puedo argumentar que tú me sonreíste primero

by 18:36 0 comments
Ahora que estoy bien enamorada y loca por ti no puedo decir nada más que tú tienes la culpa, esas sonrisas que me dabas desde el primer día que nos conocimos son las responsables de que hoy seas todo en lo que pienso durante el día y lo que sueño por las noches.

La manera en la que me miras después de que me cuentas un chiste malo y tu risa tan chillona es la responsable de que hoy esté muriendo de amor y que quiera pasar el resto de mis días a tu lado.

frases de amor