Cuando ofendar a alguien, clava un clavo en la pared, cuando te disculpes, sácalo; entonces entenderás que siempre quedan huecos.

by 14:56 0 comments