Una corta pero triste historia de amor

by 18:52 0 comments
—¿Por qué ya no lo miras como antes?
—Preguntó—
—¿Te refieres a mirarlo directamente a los ojos?
—Pregunté—
—Sí— afirmó.
—Es simple —Respondí
— Me ha hecho mucho daño, y si lo miro a los ojos se dará cuenta de que aún después de todo lo sigo amando.